Garzón y la AJpD

El grupo de acción digital Avaaz, que actúa sobre todo recogiendo firmas para apoyar determinadas peticiones y declaraciones, me ha enviado un correo sobre su campaña de defensa a Garzón en su causa por el tema de las fosas de víctimas del franquismo.

He firmado, aunque con ciertas reservas, que se deben sobre todo a que la asociación Jueces para la Democracia (JpD para abreviar) ha declarado varias veces que este juicio es síntoma de normalidad judicial, a la vez que declaran su confianza en que Garzón sea absuelto. La verdad es que tengo un lío importante, por lo que parecen actitudes contradictorias de JpD:

  1. El 29 de marzo de 2010, JpD comunica que “tanto esta asociación como las otras tres ven con normalidad que el magistrado sea juzgado”, aunque confían en su absolución.
  2. El 9 de abril de 2010, JpD firma un manifiesto que no parece indicar que el procesamiento de Garzón sea nada ni normal ni tranquilizador (ver más abajo).
  3. El pasado lunes (06 febrero 2012), en “En días como hoy” (RNE), JpD consideró que “no sería de recibo que pongan ahora el grito en el cielo porque se juzgue a un compañero”, y que además hay demasiadas interferencias externas en todo esto, y que es mejor dejar hacer al Tribunal Supremo (escúchese a partir de 40’23”). Suena a que se la han envainado a “petición” del Tribunal Supremo o del Consejo General del Poder Judicial o qué se yo.

Me parece un lío. También me pregunto cómo evaluarán los de JpD todo esto si el juicio termina declarando a Garzón culpable de prevaricación. Para más inri, Luciano Varela, quien juzga a Garzón en este caso, es miembro de JpD (¡y gallego!).

Mientras tanto, los extranjeros y algunas organizaciones internacionales de renombre (Amnistía Internacional o Human Rights Watch, por ejemplo) nos miran con pena y preocupación.

Extracto del manifiesto firmado el 9 de abril de 2010 por JpD y otras asociaciones progresistas del ámbito judicial:

Hoy se ha abierto el camino para que los herederos del franquismo y defensores de su memoria sienten en el banquillo de los acusados a un juez que se había comprometido en la lucha por los derechos y que de alguna manera, se quiera o no, simbolizaba esa conquista civilizatoria, al tiempo que se rompe con valores constitucionales y se ponen en cuestión los compromisos internacionales en materia de derechos humanos adquiridos por el Estado español. Esa decisión constituye, para los que compartimos idénticos principios, un hecho doloroso e injustificable, en cuanto significa el resurgir de (des)valores que siempre hemos rechazado, además de quebrar con nuestra cultura de la legalidad y de la posición del juez en el Estado constitucional de derecho.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política y filosofía y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Garzón y la AJpD

  1. José Félix Menéndez dijo:

    Pues ya es un hecho: 11 años de inhabilitación por prevaricación. El Supremo acaba de escribir una nueva página en la (negra) historia judicial española.
    No dudo que actúen con todas las normas legales en la mano, pero quizás deberían escuchar con más atención las voces de la calle.

  2. jmndb dijo:

    Esa sentencia merece un artículo propio:
    https://mimolestaopinion.wordpress.com/2012/02/09/se-ha-preservado-nuestro-derecho-a-contarle-a-nuestro-abogado-donde-hemos-escondido-el-tesoro/
    Encima, es de un caso distinto, porque está Garzón como el faraón cuando Moisés le echó mal de ojo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s