Plutocracia en EEUU

Que el capitalismo en EEUU había ido demasiado lejos ya lo sabíamos. Lo que pasa es que puede ir aún más lejos: hasta la oligarquía efectiva, la plutocracia más descarada.

Resulta que en 4 estados de la unión se han aprobado leyes para determinar cómo se explica en clase a los niños que el cambio climático puede no ser cosa nuestra (de los humanos).

Voy a intentar traducir el texto original, de la web TreeHugger.com:

¿Te gustaría que las empresas decidiesen cómo se enseña ciencia climática en las aulas de tus hijos? Justo eso es lo que está pasando: Tennessee acaba de convertirse en el 4º estado en aprobar leyes escritas por corporaciones, dictando qué se les cuenta a los niños sobre el cambio climático en las escuelas públicas. Y lo han hecho con ALEC (American Legislative Exchange Council; algo así como “Consejo americano de intercambio legislativo”).

El ALEC representa una de las más perniciosas tendencias gubernamentales modernas: la cada vez más substanciosa medida en que las empresas y los ricos compran acceso directo al proceso de creación de reglamentos y políticas. Puede que ALEC no sea muy conocido aún, a pesar de ser uno de los objetivos de las recientes protestas del movimiento Occupy Wall Street, pero ya tiene influencia en cada una de las esferas de nuestras vidas.

ALEC Exposed (ALEC al descubierto), un grupo que trabaja para hacer justamente lo que indica su nombre, lo resume así: “A través del ALEC, financiado por empresas, las multinacionales y políticos estatales votan a puerta cerrada para intentar cambiar leyes estatales que determinan tus derechos. Estos así llamados modelos de proyectos de ley alcanzan casi cada área de la vida en EEUU y frecuentemente benefician directamente a las grandes compañías”. En otras palabras, es un régimen de acceso de pago para pergeñar “modelos de proyectos de ley” que van directamente a las manos de comprensivos legisladores, que pueden así adoptarlos para finalmente determinar legislación real.

Uno de esos “modelos” acaba de entrar en la legislación del estado de Tennessee, y dictamina que las escuelas han de enseñar ciencia climática como una teoría, junto a otras teorías creíbles, como las preferidas por las compañías de combustibles fósiles, por ejemplo, que sostienen que el cambio climático se debe a ciclos solares y otras bobadas. ¿Te suena de algo? Es la misma táctica que usan los creacionistas para intentar desalentar la enseñanza de evolucionismo en las escuelas.

DeSmogBlog explica que el proyecto de ley encontró la oposición de casi todas las instituciones científicas con credibilidad y, aún así, fue aprobado por 70 contra 23 votos. Tennessee se une así a Texas, Louisiana y Dakota del Sur en aprobar semejante “modelo” legislativo. Como resultado, los niños de esos estados están listos para recibir una farragosa y menos factual educación en lo tocante al clima. Por supuesto, el cambio climático tiene una amplia aceptación por los científicos; una aplastante mayoría está de acuerdo en que la actividad humana está causando un calentamiento del planeta. Pero muchas empresas, especialmente las que están en el negocio del petróleo y el carbón, tienen un marcado interés en promover cuanta más duda mejor entre el público.

Así que, con ALEC facilitando el proceso, esas empresas intentan moldear la educación científica de nuestros hijos en un programa de estudios que muestra sus actividades bajo una luz mucho más amable. En pocas palabras: toda esta operación es retorcida, y un cáncer en nuestra democracia.

¿A que mola? Pues, para poner una guinda en el pastel y, siguiendo con EEUU (y con la misma página donde encontré el artículo anterior): hay un documental que habla sobre la prohibición de tender ropas fuera de casa (jardín, terraza, balcón, lo que sea), y sobre los 5.000 millones de dólares que los estadounidenses gastan cada año en energía para las secadoras, no pudiendo secar sus ropas al sol.

Como decía un viejo chiste comunista (no oficial, por supuestísimo): “El corrupto sistema capitalista está al borde del precipicio. Nosotros, como siempre, estamos un paso por delante”. Y en su caída nos arrastrará a todos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política y filosofía y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s