El triunfo de los mediocres

El triunfo de los mediocres.

Anuncios
Publicado en Política y filosofía | Deja un comentario

Empanada de tópicos (1): con Franco no había paro y el suicidio es una costumbre sueca

Ya en tiempos de la II República española dijo Azaña que los periodistas piensan en términos de tópicos (lo dijo de una manera más pintoresca que ahora no consigo encontrar ni reproducir). Lo cierto es que muchos periodistas habitualmente tienden a simplificar, dada la mezcla de complejidad y, sobre todo, urgencia y transitoriedad de los temas que tratan.  Entonces, si se admite que hoy, más aún que en tiempos de Azaña, nuestra opinión se conforma según lo que leemos u oímos a los periodistas (porque estamos más conectados a los medios y menos a lo que era el tejido comunitario), se entiende que tengamos una empanada mental de tópicos bastante densa.

Como sucede que a veces me doy cuenta de que lo que estoy leyendo, oyendo o pensando yo mismo parece un tópico, voy a ir contando en varios artículos lo que se me ocurre sobre esos tópicos que creo encontrar.
Seguir leyendo

Publicado en Política y filosofía | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Nada nos aleja más de dios que la religión

La frase del título no la digo yo: lo dijo (Yalal ad-Din Muhammad) Rumí, alias
Mavlana, un famoso poeta sufí persa del siglo XIII. Estoy de acuerdo, y no me extraña que sea un místico el que haya dicho eso (y además de místico, tenía que ser muy lúcido) porque su experiencia de la divinidad y su espiritualidad debieron darle una percepción muy clara de esa separación entre dios y religión.

Voy a ver si consigo explicar qué quiero decir con eso, yo, que soy ateo, o agnóstico, o panteísta… Ni siquiera es importante cómo me defino respecto a la divinidad (más adelante espero que se entienda por qué). Seguir leyendo

Publicado en Política y filosofía | Etiquetado , , , , | 5 comentarios

Respuesta a “Cara y cruz de la democracia representativa”

El título hace referencia a un artículo publicado en eldiario.es cuyo autor es Enrique Cebrián Zazurca.

Me alegra poder deciros que no es estrictamente necesario leerse su artículo entero para entender las críticas que le hago, pues el autor ha tenido la amabilidad de resumirlo en 3 puntos básicos, 2 de los cuales ya son suficientes (opino) para desmontar todo su postulado:

  • Él dice: Es de enorme trascendencia valorar la importancia de la representación como creadora de una voluntad popular que, de otro modo, sería inexistente. Aparte del horrendo paternalismo que perfuma esa afirmación, tengo que decir que, por lo que a mí respecta, y creo que cada vez a más gente, no son los partidos políticos (nuestros supuestos representantes) los principales ni los mejores creadores de eso que llama voluntad popular; colectiva, diría yo. O mucho me equivoco o asociaciones y plataformas como FACUA, Greenpeace o la PAH, por no seguir citando, son elementos fundamentales a la hora de mezclar actitudes y prioridades con datos, opiniones y evidencias, para formar una voluntad colectiva, o una ideología. Los partidos políticos se han quedado atrás y casi fuera de esta labor debido a su distanciamiento de la realidad popular, sus múltiples compromisos y conflictos de intereses (legítimos o no) y la pura desconfianza que producen.
  • El tercer “punto gordo” reza lo siguiente: Deberíamos caminar hacia la creación de foros de deliberación política entre ciudadanos y entre estos y sus representantes. En la democracia que yo imagino, el Congreso sería ese espacio, pero quienes irían a discutir allí serían los proponentes de una idea, y sus detractores. Y luego votaríamos todos, directamente a través de Internet, sin intermediarios que digan representar la voluntad popular para luego violarla.

Si me preguntan qué ideas pasarían a ser discutidas en el Congreso yo diría que las que reciban más apoyo preliminar en un espacio de publicación de propuestas, tales como change.org o virtualpol.com.

Y si me preguntan que cómo podríamos votar todos por Internet yo diría que para eso se ha inventado un sistema denominado democracia líquida, implementado en sistemas como Ágora, y que algunas agrupaciones como el PdI están intentando llevar al Congreso. La gran virtud de ese sistema en el momento actual es que permite la integración de la democracia representativa y la directa, facilitando una transición no traumática desde uno a otro sistema. Es más: no es necesario completar esa transición para que el sistema mejore sustancialmente.

Hay otra falacia fundamental en el artículo que no quiero dejar de abofetear: No debe olvidarse que el sistema representativo –y, especialmente, el parlamentarismo– supusieron la introducción de la deliberación en el centro de la vida y de la actividad políticas. Fenomenal; entonces, ¿en qué consistía la famosa ágora griega, germen de la tan cacareada democracia original que supuestamente le debemos a los pobrecitos griegos? Un poquito de por favor, que la deliberación ya existía antes del parlamentarismo.

Precisamente, una cosa que nos permiten las nuevas tecnologías, tanto en asuntos comerciales (mira como a eso casi no le pusieron pegas) como ahora intentamos en asuntos políticos, es evitar la intermediación innecesaria y librarnos por fin de esos intermediarios que, durante los últimos siglos, se hicieron con la parte del león de la riqueza que transitaba por ellos, pero que se producía en los extremos que ellos intermediaban.

Creo que el fundamento de la democracia es: tener ideas, hacer propuestas y decidir entre todos cuales se siguen, cuales no, si se modifican las propuestas y cómo. Y, para eso, ya no necesitamos que nadie nos suplante.

Publicado en Política y filosofía | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Nunca antes

De un tiempo a esta parte vengo insistiendo en que vivimos tiempos únicos y extraordinarios, para bien y para mal. Dejando a un lado la gracieta de que se está muriendo gente que nunca se había muerto, tenemos situaciones tan asombrosas como estas: Seguir leyendo

Publicado en Política y filosofía | Etiquetado , , , | Deja un comentario

El insidioso logo del Sistema Nacional de Empleo

Para los que no lo conozcáis (que no seréis muchos), éste es el logo del Sistema Nacional de Empleo:

Logo de cabecera del SNE

Miradlo bien… ¿No os sugiere algo?

¿Seguro?

Pues a mí me sugiere lo siguiente: Seguir leyendo

Publicado en Política y filosofía | Etiquetado , , | 2 comentarios

DDD: la solución a todos nuestros problemas de democracia

La idea de un sistema informautomatizado que sustituyese la actual democracia delegativa (la llaman representativa y no lo es) por una democracia digital directa (DDD) llevaba un tiempo rondándome la cabeza hasta que me puse a mirar si ya existía esa propuesta en 15M o Democracia real ya, y me encontré con muchas coincidencias, pero creo que no hay ninguna de la dimensión que yo quisiera alcanzar: la eliminación de la clase política y su sustitución por un ágora virtual. La clásica ágora griega dejó de ser posible cuando las personas con derecho a voto eran demasiadas para reunirse en un lugar donde debatir y votar; pero ahora vuelve a ser posible gracias a Internet. Seguir leyendo

Publicado en Política y filosofía | Etiquetado , , , | 3 comentarios